Archive for agosto, 2011

Wilbur Schramp y el estudio de la Comunicación.

 

                                                                                                                                                                     Por Mónica Esparza

Sobre el trabajo de Wilbur Schramp en el mundo de la comunicación podemos decir mucho. Este hombre que inicio el estudio de la comunicación como una especialidad definida, y no como parte de otra disciplina, hablo de Lazarsfeld, Lashwell y Hovland como los padres del estudio en comunicación ignorándose olímpicamente y haciendo gala de su humildad.

Schramp se enfoco en la comunicación, tanto en el plano interpersonal, como en el periodismo y las masas. Hablo de los efectos de la violencia en los medios, la ética en el periodismo, y formo parte del grupo que sentaría las bases para el desarrollo del pensamiento latinoamericano en comunicación.

Se pueden destacar dos modelos de comunicación que se le atribuyen. El primero, que realizo con su compañero psicolingüista de la universidad de Illinouis Charles Osgood, es aplicable principalmente a la comunicación interpersonal. El modelo propone una comunicación circular y no direccional, es decir, emisor y receptor entablan un dialogo. Hay una respuesta reciproca, un intercambio comunicativo.

Posteriormente propuso otro modelo, en el que reúne un poco las teorías de varios autores en materia de comunicación mediática. Toca el tema de los efectos de los medios en la sociedad, la división de audiencias de acuerdo a la recepción del mensaje y unos toques de retroalimentación. Schramp puso especial atención en el papel del periodista como  mediador, que selecciona y codifica los mensajes.

Sin duda además de sus aportaciones en cuando a la crítica de los medios y la influencia que ejercen en la sociedad,  las menciones a la responsabilidad del periodista en el proceso comunicativo y su modelo de comunicación circular, Schramp es un pilar en la comunicación por el simple hecho de separar a esta disciplina y especializar al estudio de la comunicación ayudando al nacimiento del estudio formal de esta ciencia.

Paul F. Lazarsfeld

Uno de los personajes más criticados en el medio de la comunicación es Paul Lazarsfeld. Trabajo durante mucho tiempo en encuestas acerca de los medios de comunicación (principalmente el radio) y su papel en la construcción de la opinión pública.

 

Como novedades, introdujo el concepto de la segmentación de clases, para facilitar el estudio y aplicación de los medios. Por otro lado, cambio la idea de que los medios tienen una influencia total. Lazarsfeld pensaba que los medios consolidad o eliminan una idea que ya rondaba la cabeza del espectador, mas no convencen del todo. Pensaba que la verdadera opinión se formaba entre aquello que los medios transmiten y lo que el llamado líder de opinión, de un grupo o comunidad.

 

Fue rechazado por su gran cantidad de trabajo de investigación por medio de encuestas de opinión, por lo que los resultados se consideraban poco fiables, asi como por su trabajo para diversas empresas.

Dos visiones sobre comunicación y política

Por Mónica Esparza

 

Los norteamericanos Walter Lippman y John Dewey hicieron muy importantes aportaciones en los años 20´s con respecto al  papel de la comunicación dentro de la política. Sin embargo, no se pusieron de acuerdo.

Lippman aseguraba que la política y el pueblo no es algo que deba mezclarse, es decir, deben gobernar aquellos con inteligencia y educación, ya que la “opinión popular” no es más que el producto de masas mayoritariamente ignorantes. Por lo tanto, para Lippman, la democracia es poco realista, y no deberá confiarse de aquel gobierno que confiera demasiado poder de decisión al pueblo (realismo democrático).

Por otro lado, Dewey sale en defensa del pueblo, argumentando que la opinión de quienes en realidad viven los problemas día a día debe ser tomada en cuenta para la toma de decisiones políticas, que no deben ser confiadas a la “iluminación” de los privilegiados en situación de poder.

Resulta muy interesante leer las visiones de estos dos autores tan diferentes (Lippman es varias décadas menos que Dewey), y entender el porqué de los argumentos que ambos presentan, ya que independientemente de que uno se identifique o no con la teoría, se entiende el enfoque y las razones de cada uno.

Ambos hablan de la democracia, la opinión pública, y los medios de comunicación. Para Lippman, Los medios de comunicación que son controlados ya sea por los propietarios o por el mismo estado no representan a la opinión pública, sino “opinión publicada”. Dewey argumenta que no hay que dejar de lado la importancia de los medios en la opinión pública y los procesos electorales, sin embargo, menciona que sería ideal si la información y las opiniones no fueran privilegio solo de aquellos que poseen un medio, sino de todos.

Lippman se muestra demasiado radical porque en ningún momento considera la posibilidad de un cambio en los medios de comunicación o en el potencial de las maás. En cambio, Dewey siempre se muestra más optimista, depositando su confianza en la idea de que el pueblo sabrá gobernarse solo, mientras se alcance un nivel óptimo de educación que permita a una población educada liberarse y dar opiniones fruto de la razón. No cabe duda de que la educación es el punto de partida para conseguir una sociedad pensante, organizada y funcional.

La interacción simbólica de George Herbert Mead

La interacción simbólica de George Herbert Mead

                                              

                                                                                                                       Por Monica Esparza.

 

George Herbert Mead, uno de los profesionales que hicieron importantes aportaciones al estudio de la comunicación y la sociedad, hablo de la importancia de la comunicación “no verbal” en el proceso de integración de los seres humanos como sociedad.  Sus teorías, publicadas hasta después de su muerte, son en la actualidad una referencia muy importante tanto en el campo de la comunicación, como en el de la psicología social y la sociología.

Mead aporto importantes estudios sobre el ser humano como un “yo” dependiente de “los otros”, es decir, cómo los individuos se saben parte de una realidad social, y al mismo tiempo la construyen con su individualidad. Sus estudios abarcaron varias etapas de desarrollo mental, partiendo de la primera infancia. De acuerdo a su teoría, la comunicación en los humanos es innata y tiene una importancia vital para las relaciones entre individuos y, por tanto, para la construcción de la sociedad.

A la teoría que propone se le llama “Interaccionismo simbólico”. Sostiene que los seres humanos interactuamos en gran medida a través de símbolos. Esta comunicación no verbal se manifiesta desde que somos niños, y se refiere a gestos, expresiones y símbolos cuyo significado emerge por la observación en la vida cotidiana. Estos significantes y sus significados se van quedando en el inconsciente colectivo.

Sus aportaciones al estudio de la comunicación no verbal y la interacción por medio de símbolos han demostrado que todo lo que hacemos los seres humanos comunica, inclusive la mayoría de la comunicación se realiza de manera no verbal. Al mismo tiempo, es evidente que la “interacción simbólica” ha tenido un papel importante en el proceso evolutivo de los seres humanos, ya que los símbolos han sido adoptados por la sociedad hasta volverse universales.Sin duda, sus aportaciones son sumamente inportantes para los estudiosos de la comunicación.

 

Comunicación y Sociología. La visión de Charles Horton Cooley.

Reseña del libro «Social Organization» de Charles Horton Cooley.

                                                                                                              Por Mónica Esparza.

El escritor estadounidense Charles Horton Cooley, conocido por sus obras sobre política y sociología, dedica en su libro “Social Organization”, una parte completa al estudio de la comunicación como uno de los factores más importantes  que influyen en las relaciones  humanas y en la conformación de la estructura social desde sus inicios hasta la actualidad. Horton aborda a la comunicación desde diversas épocas y enfoques, ligando este desarrollo del lenguaje con la evolución del ser humano en el aspecto social y cultural.

En cinco capítulos, el texto comienza con una explicación sobre la comunicación, ligada al ser humano, que lo ha dotado de la capacidad de comunicarse y al mismo tiempo de conocer su mundo y desarrollar su racionalidad. Primero aborda el desarrollo de lenguajes pre-verbales (expresiones faciales, gestos, imitación de sonidos)  en las comunidades primitivas, y de cómo estas se fueron transformando finalmente en el habla, que representó un salto en la formación de instituciones desembocando en el nacimiento de la organización y la formación de instituciones como base para la conformación de la sociedad.

Así da un gran salto hasta la escritura, instrumento que permitiría la preservación física de tradiciones, legado, historia, religión y un desarrollo más exacto, continuo y diversificado de la mente humana. Pasa después a la imprenta, como el primer medio industrializado que permitiría una comunicación que alcanzaría más personas y por tanto, permitiría un desarrollo más democrático.

En cuanto al acelerado crecimiento de la tecnología, se dedica un capítulo completo al papel de los medios de comunicación masiva, desde el periódico, teléfono y televisión, hasta lo más actual como es la internet. Enfatiza la importancia de estos medios de comunicación en la formación de la opinión pública, su aportación al deterioro de las relaciones interpersonales y del ritmo de vida acelerado que juntas  han ido cambiando la dinámica social así como la democracia.

Finalmente  habla de los efectos de la comunicación en la individualidad y la construcción de la sociedad, los vínculos comunicativos que nos unen y al mismo tiempo nos pueden diferenciar.

 Horton utiliza una serie de ejemplos en cada nueva idea,  tanto figurativos como concretos, que ayudan a  entender mejor los argumentos y explicaciones de los fenómenos comunicativos a estudiar. Un ejemplo recurrente es Hellen Keller, un caso muy  estudiado en el ámbito de la comunicación. Estas analogías hacen la lectura más comprensible y amena, además de estimular al lector a buscar más información por su cuenta.

El libro es una excelente manera de conocer este vínculo entre la sociedad y la comunicación, además de ofrecer un panorama bastante amplio sobre la historia de la comunicación desde sus inicios, su evolución y su papel en el desarrollo intelectual, emocional y social de los seres humanos.

La conclusión ofrecida es que así como las palabras dirigen y maduran a las ideas, las ideas han ido revolucionando a este mundo de la comunicación y la información. No podemos olvidar que todo y todos tienen algo que comunicar.